Skip to main content

Fisioterapia en la UCI

Campaña "12 meses, 12 consejos de salud"

  • El videoconsejo de la campaña “12 meses, 12 consejos de salud”, del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de La Rioja, está dedicado en febrero a aliviar los síntomas de la enfermedad y a gestionar mejor este periodo.
  • Cuando esté indicado, el paciente de la UCI recibirá la visita de un fisioterapeuta, que le ayudará a mejorar su capacidad respiratoria y evitar secuelas en su movilidad.
  • La fisioterapia acorta plazos de recuperación (dos días menos en la UCI, de media), dejando camas disponibles para otros pacientes y ahorrando gastos al sistema sanitario.
  • Desde el punto de vista económico, esto también tiene un reflejo: si cada día que pasa un paciente en una UCI tiene un coste aproximado de 1.500 euros, la participación de los fisioterapeutas significa, de media, un ahorro de 3.000 euros por enfermo.

La tercera ola de la epidemia de la Covid-19 está saturando las unidades de cuidados intensivos (UCI) en gran parte de España, donde ingresan personas que precisan tratamiento y vigilancia continuada por complicaciones cardiorrespiratorias.

En la actualidad, el 43% de las camas disponibles de las UCI (87.21% en La Rioja) están ocupadas por pacientes de la Covid-19. Con datos del 5 de febrero de 2021, España acumula más de dos millones de contagiados.

Pensando en esas personas que, desgraciadamente, están ingresadas en las UCI, el videoconsejo de la campaña “12 meses, 12 consejos de salud”, que elabora el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de La Rioja junto con los Colegios Profesionales de Fisioterapeutas de Cataluña, País Vasco, Navarra, Galicia, Comunidad Valenciana, Cantabria, Madrid y Aragón, está dedicado en febrero a tranquilizar a los pacientes y ayudar con los síntomas de la enfermedad.

Los fisioterapeutas riojanos han identificado cinco pautas básicas:

Ante todo, mucha calma. Aunque parezca obvio, una de las medidas más importantes y a la vez difícil es que el enfermo mantenga la calma, para controlar el nivel de ansiedad que suele provocar el ingreso en una UCI. Esa persona estará asustada por su estado y rodeada de material que le resulta desconocido.

Es fundamental controlar los nervios para no agravar los síntomas. El enfermo que ingresa en una UCI o en un hospital está en manos de un completo equipo de profesionales que cuida de su salud y que le va a atender en todo momento para que se recupere cuanto antes y en las mejores condiciones.

De hecho, cada UCI cuenta con médicos, enfermeras, técnicos auxiliares y celadores, y allí acuden también fisioterapeutas y otros profesionales que atienden las 24 horas del día a cada paciente.

Claridad. Es muy importante que el enfermo describa en detalle todos los síntomas que está experimentando, como dolor, fatiga o sensación de falta de aire, para que los profesionales puedan adoptar las medidas más adecuadas.

Observar las indicaciones. El paciente estará conectado a diferentes aparatos que son necesarios para garantizar que el tratamiento funciona y asegurar la vigilancia continuada, como el pulsioxímetro, un aparato que mide cómo está aprovechando el oxígeno esa persona. Aunque pueda resultar incómodo, el enfermo no debe quitárselo hasta que lo decidan los profesionales sanitarios que le atienden. Estos dispositivos están conectados a un monitor central que permite al equipo médico observar de forma continuada el estado del enfermo.

Paciencia. En ocasiones es posible que al paciente le cueste respirar. En esta situación, probablemente le colocarán boca abajo (esta técnica se denomina pronar). No es una situación agradable, pero respirará mejor, ya que mejora la ventilación de los pulmones. Por eso es importante tener paciencia y seguir todas las pautas que le indiquen los profesionales de la UCI.

Sedación. También es probable que el enfermo reciba medicación específica para mantenerle dormido el máximo de tiempo, asegurando así su comodidad. De nuevo, hace falta confiar en el equipo médico, que habrá tomado la mejor decisión.

Apoyo de los fisioterapeutas

En unos días, cuando esté indicado, el paciente recibirá la visita de un fisioterapeuta, que le ayudará a recuperar la movilidad, la fuerza y a mejorar la respiración. En ese momento es conveniente que le pregunte las dudas que pueda tener, además de realizar los ejercicios que le enseñe. En breve se sentirá mejor y menos fatigado.

Los fisioterapeutas recuerdan que el apoyo de estos profesionales se traduce en una importante reducción del tiempo que los pacientes tienen que estar en una UCI. Como media, cada enfermo pasa dos días menos en estas unidades, lo que ayuda a descongestionar el sistema de Salud, dejando camas libres para otras personas en peor estado que puedan requerir su ingreso.

Desde el punto de vista económico, esto también tiene un reflejo: si cada día que pasa un paciente en una UCI tiene un coste aproximado de 1.500 euros, la participación de los fisioterapeutas significa, de media, un ahorro de 3.000 euros por enfermo, reduciendo gastos al sistema sanitario.

Accede a todos los Video Consejos, desde nuestra web o en nuestro canal de Youtube

Video consejo

COPE RIOJA Corte audio entrevista a Doña Ana San Juan