Saltar al contenido principal

PREPARANDO LA COMPETICIÓN

El próximo 3 de junio de 2018 se celebra en Logroño la XXVII Media Maratón de La Rioja y como cada año el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de La Rioja organiza su ya tradicional Jornadas de la Media Maratón, donde fisioterapeutas y estudiantes de último año del Grado de Fisioterapia dan asistencia a los corredores que participan en la exigente prueba.

Para ello, se colocará una carpa en Espolón donde se establecen protocolos de masaje postcompetición, masaje con hielo, kinesiotape y vendaje funcional, que posteriormente profesionales y estudiantes aplicaran a los participantes.

La asistencia postcompetición es quizás el tratamiento fisioterápico más visible, pero no por ello el más importante. En el proceso de preparación de una  prueba de estas características y con ese nivel de exigencia, cabe recordar todo lo que la fisioterapia puede hacer para lograr concluir con éxito este tipo de carreras.

En líneas generales son tres las actuaciones previas a la competición, en las que la fisioterapia puede intervenir:

  • Mediante una educación preventiva para evitar lesiones asociadas, incidiendo en las más frecuentes.

La situación ideal sería que aproximadamente dos meses antes de la competición el fisioterapeuta valorase si existe algún tipo de anomalía, alteración en la postura, desequilibrios, etc... que nos pueden llevar a descompensaciones y sobrecargas y  dar las  pautas adecuadas y hábitos de prevención para prevenir lesiones. Así, en esa misma valoración, detectar lesiones incipientes que puedan dar al traste la preparación de la prueba.

  • Mediante el tratamiento precoz de las lesiones que puedan originarse para disminuir el tiempo de recuperación.

Durante el tiempo de entrenamiento y ante  la aparición de cualquier dolencia es recomendable acudir al fisioterapeuta antes de que el dolor vaya a más. Las etapas iniciales son las mejores para eliminar molestias asociadas a la práctica deportiva; esperar a que se recuperen  por sí solas puede dar lugar a que la lesión se haga mayor y resulte después más difícil su recuperación. Por otro lado tratar de volver al entrenamiento con demasiada rapidez puede llevar a una mala recuperación, aumentando el riesgo de recaída y de sufrir nuevas lesiones.

  • Y en el mantenimiento general que sitúe en un estado óptimo a músculos, huesos, articulaciones, ligamentos y tendones.

Se recomienda acudir los días previos a la prueba al fisioterapeuta de referencia para evaluar  y tratar pequeñas molestias, si las hubiera, y para elaborar un plan de actuación hacia los posibles problemas que puedan surgir durante la carrera.

Durante la carrera es importante recordar que el dolor siempre es indicativo de algo, la conocida frase “sin dolor no hay gloria” puede hacer que no prestemos atención a lo que nuestro cuerpo nos quiere decir y que acabemos la carrera lesionados o en riesgo de estarlo, por ello en caso de notar dolor o molestias continuadas durante la prueba la mejor opción es parar y valorar la situación.

Tras terminar la carrera es recomendable dedicar el tiempo necesario (10-15 minutos) a estirar la musculatura. Ayudará a que esté flexible, favoreciendo la prevención de lesiones y después podemos acudir a la zona de asistencia postcompetición donde  podemos recibir  una  sesión de masaje de recuperación que, después de un esfuerzo tan grande, debe ser muy suave y sin provocar dolor. El principal objetivo en este masaje es mejorar la irrigación del músculo y devolverle a la normalidad. Se recomienda esperar unos  días desde la competición para recibir masaje más profundo y estiramientos más intensos.